martes, 26 de mayo de 2009

Star Trek 2009

No soy un trekkie,empezando por ahí.Pero siempre me han gustado las primeras películas basadas en la popular serie televisiva,con el encanto de ser mas cerebrales y filosóficas si cabe que Star Wars,su competidora informal como saga galáctica.Me quedé en la quinta entrega,ya me habia parecido suficiente y no volví a meter mas el hocico en la saga,que adoptaba peligrosamente tintes de serie B,mas televisiva que cinematográfica,contemplando impasible como estrenaban una tras otra hasta llegar a esta undécima entrega.De la revitalización de la saga ,que venía acusando,trekkies aparte, un notable cansancio varias entregas atras, se hace cargo JJ Abrams,un experto ya en crear sagas televisivas de culto como Perdidos o la taquillera Cloverfield en la gran pantalla,consciente de lo dificil que supone redibujar iconos tan implantados en la mente iconografica del público,demuestra saber manejar los resortes del cine actual y se centra en llegar a un público mas amplio que el trekkie con mecanismos que van mas allá de las técnicas de rodaje y tienen mas que ver con las exigencias del público y la taquilla.El publico que hoy llena salas y consume palomitas,es un publico joven, y en ese sentido estan orientadas el 70% de los filmes de hoy en dia, y en consecuencia Abrams dibuja personajes con los que este publico se sienta identificado, con el handicap que supone eso en el resultado del film restandole empaque y definicion de personajes y personalidades.Muchos fotogramas por segundo y rapidez visual que no narrativa, Abrams ,se acerca mas al cine visceral y superficial de Michael Bay,cada vez mas culpable de crear tendencias insanas en el mundo del cine, y se distancia de la profundidad reflexiva que caracterizó a la saga en su día.Con personajes que parecen salidos directamente de " Sensacion de Vivir" y abusando de tópicos de como debería ser y comportarse un teen en la actualidad y por lo visto tambien en el futuro,sin ningún tipo de evolucion conductual ni social tras milenios de avances tecnológicos nos retrata unos personajes totalmente maniqueos,que no aportan nada o casi nada ,como un Spook que confunde el rostro avinagrado con el reflexivo, o Ujura, a la que reduce a una atractiva minifalda y una secuencia en ropa interior,o como ridiculiza al personaje de Chejov transformandolo en un genio idiota con el recurso facil de el acento extranjero.Y para que hablar del villano de la película,un romuliano interpretado por Eric Bana de nula profundidad,del que no sabemos nada o casi nada,que se empeña en parecer demasiado malo y por el que perdemos interes rapidamente.La pelicula entretiene, porque hay secuencias de acción rodadas con oficio, y el argumento principal básicamente engancha,aunque con agujeros narrativos,como por ejemplo la mutilación en sala de montaje de 3 años de entrenamiento tras los cuales Kirk se planta en una de las naves elegidas para salvar al universo o vueltas de tuerca que llegan a descentrar al espectador atando cabos sobre laberintos temporales, buscando mas que nada justificar la participación de Leonard Nimoy en el film.Pero el resultado final, si bien nos hace pasar un buen rato y aporta una visión nueva gracias a una brillante capa de pintura que cubre por completo el desfasado look vintage de la saga, no enamora,cumple con el expediente y a ratos se parece mas a un "a todo gas" interestelar que a una de las sagas scifi mas reflexivas de la gran pantalla .Que la saga necesitaba comenzar de cero?,evidentemente si,pero no a cualquier precio.Paz y prosperidad.
votar

1 comentario:

Cechave dijo...

Jejeje....coincido contigo que como la serie no hay nada.

En cuanto a las películas, yo me quedé en la tercera y no vi ninguna más hasta la que se acaba de estrenar en los cines.

Y sinceramente me ha gustado la última, teniendo siempre claro, que está adaptado a los gustos de hoy en día...