jueves, 15 de octubre de 2009

Crítica: Shrink


En Shrink , Kevin Spacey da vida a un terapeuta de los Angeles en estado de depresión.entre su clientela se encuentran varios personajes que de algún modo tienen relación con la industria del cine.Desde un productor, a un guionista ,un director, un par de actores y una muchacha cuya única vía de escape es el cine al que asiste como espectadora con el deseo de poder algun dia convertirse en directora.A priori lo que se nos plantea tiene la típica estructura coral típica y tan de moda ultimamente,sobre todo de los films de Rodrigo García o Iñarritu.En Shrink sin embargo las relaciones de los personajes no son paralelas ni condicionadas por el destino o la casualidad,es decir, se conocen y llegan hasta a tener contacto entre si en varios momentos.El problema de la película es que no desarrolla suficientemente la piscología de los personajes.se limitan a ser personas que supuestamente tienen problemas o por lo menos ponen caras de tenerlos, cosas totalmente diferente.Hacia la mitad de la película el desenlace se hace totalmente previsible, la pieza que hace que todos de la noche a la mañana solucionen sus vidas está cantada.La película esta vacía de diálogos interesantes, predominan los silencios que no dicen nada y el director quiere que nos creamos que esas personas tienen problemas reales sin conseguirlo, no avanza en una descripción mas alla de lo visual, ni al protagonista ni a los secundarios, se limita a mostrarnos efimeramente a gente de clase alta con sus rostros apesadumbrados y auto-compasivos mientras encaja de cuando en cueando algún clip que parece sacado de un anuncio de Levi´s en un vano intento de alcanzar la originalidad. Por otro lado,Kevin Spacey parece que ha desempolvado del baul el personaje de Lester Burnham, con el que nos maravilló en American Beauty, y le da un matiz visual mas decadente que resulta decepcionantemente apático,con un rostro continuo de amargura impostada.En la pelicula Kevin se limita a estar y dejar pasar el tiempo de metraje.Una lástima
Lo mejor: algún que otro corte de la banda sonora
Lo peor: la película parece querer decirlo todo para acabar no diciendo nada

2 comentarios:

ra dijo...

Vaya...pues m acabas de chafar las pocas ganas que pudiera tener de verla.

Cechave dijo...

Igual....ahora no me apetece verla.