jueves, 22 de abril de 2010

El fraude del 3D


Se suponía que el 3D iba a salvar la industría cinematográfica, o al menos eso se proclamaba a los 3 vientos.No se puede negar que bien empleado supone una revolución técnica importante y que puede aportar cosas interesantes. Y es que el uso de la tercera dimensión que básicamente supone añadir profundidad al angulo de visión, no es nada nuevo ya desde los tiempos en que Orson Welles con "Ciudadano Kane" revolucionó la técnica con el empleo del gran angular,una determinada iluminación y la disposición en el encuadre de puntos focales escalonados donde no solo se limitaba a mostrar lo que sucedía en primer plano.Sin embargo ese efecto supuestamente salvador,el que ha de arrancar a la gente de sus "chaiselongs", y llevarla a una cada vez mas hostil sala de proyección,se esta diluyendo como un azucarillo, y se debe a que los 3D no están colaborando positivamente en el apartado técnico de los films y solo sirven para justificar un aumento del precio de las entradas, un efecto plusvalia que contrarresta el "efecto llamada" de la tercera dimensión.
Haciendo memoria,creo recodar que con el auge del CGI,allá por los 90,la revolución en efectos especiales que la industria cinematográfica desarrolló y explotó a traves de gente como James Cameron (estandarte de las revoluciones técnicas ) o Spielberg a traves de la ILM, no significó un extra significativo en taquilla,ni remontandonos mucho mas atras ,cuando se paso del blanco y negro al color,o al sonoro, ya que suponen avances que ya de por si contribuyen a que la gente se interese y le motive a sentarse en una sala durante un par de horas.
11 euros de los que 3 euros solo se los llevan los estudios para supuestamente amortizar dicho 3D,11 euros para ver films que solo tienen como aliciente un 3D poco elaborado y con el handicap de usar unas molestas gafas de 250 gramos que incluso empeoran el visionado,aspecto este que ya advirtió Cameron,con su aviso a navegantes en el que vaticinaba que no todos los 3D iban a parecerse remotamente al de su Avatar que supueso un trabajó de mas de 2 años.
Ya solo nos queda que cualquier día incluyan un bonus de 2 o 3 euros porque en tal o cual película trabaja determinada estrella de relumbrón o la dirige tal reputado director.Ahora,de momento,lo que viene es una avalancha de productos en 3D metidos con calzador cuando las peliculas no se realizaron con vistas a tal formato y se destapa el espíritu especulador de la industria que inflacciona precios año si y año tambien cavando su propia tumba al no utilizar las armas adecuadas para que la gente abandone sus discos duros multimedia y acuda a las multisalas.¿No se dan cuenta que la clave esta en ocupar cuantas mas butacas mejor y no en recaudar mas por asiento?.

4 comentarios:

Cechave dijo...

Si señor.....suscribo todo lo que has puesto.

No se puede decir más alto.

gerynuqui dijo...

yo creo que la salvación del cine y el hecho de que vayamos a las salas no está en el 3d o en el 2d, está en los proyectos que sacan. Si Avatar sólo se hubiese sacado en versión 2d hubiese sido también la peli más vista de la historia, por qué? por su publicidad exagerada y porque el proyecto era interesante y atractivo. Lo que está claro es que la gente no va a ir a ver una de Jennifer Aniston al cine a tirar el dinero o tantas otras basuras... Hoy en día vemos más salvación en el cine con los proyectos de animación que son productos para toda la familia que con el 3D.
Otro ejemplo de película taquillera va a ser Ironman2 por su tb publicidad exagerada y porque los superhéores son tb taquilleros.

gerynuqui dijo...

ahora están llegando las teles en 3D y será el primer mundial que podamos ver en nuestras casas con 3D. Por fin nuestras propias gafas 3D sin mantequilla ni rayadas. He visto unas Sony guapísimas.

nosoloSporting dijo...

Tu mismo lo dices en el post, el 3D no es más que otro paso en la evolución del cine, como ya los hubo anteriormente. No creo que fuese inventado como "salvador" de la industria, porque tampoco creo que la industria tenga ser salvada de nada, las buenas películas seguiran triunfando y las "poca cosa" ya no nos las tragamos. Simplemente hoy en día tenemos de todo y todo nos sacia más rápidamente, así que ir al cine, como todo, se ha convertido en aburrido o poco innovador y seleccionamos mucho más nuestras visitas a la gran pantalla (que dicho sea de paso, ahora nos quedan más lejos que antes y tenemos que coger el coche para ir, no como en los ochenta...). Además, la información fluye más rápidamente con internet y cualquiera poco puesto en la meteria sabe que Avatar era puro 3D y todas estas que vienen ahora son 3D con calzador. Gracias a todo esto ahora triunfará quien realmente se lo merezca.